lunes, 23 de agosto de 2010

Tarta de queso, deliciooosa


Esta es una tarta que nunca me falla en los eventos familiares…
Les gusta a todos, pero tiene el inconveniente de que hay que conservarla en la nevera.
La receta es de mi ayudante estrella, la Thermomix y queda genial. También se podría hacer a mano, a Baño de María, pero habría que prestarle mucha atención, para que la temperatura no supere los 100 grados, o sea sería como trabajar una crema pastelera.
Aquí os doy la receta para 6 personas y los pasos a seguir:

Para la base:
150 grs de galletas (Napolitanas, Digestive, María)
70 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
Para el relleno:
150 grs de azúcar
La piel de 1 limón (sólo la parte amarilla)
½ kilo de queso fresco sin sal (yo suelo mezclar ¼ de queso crema y el otro ¼ de queso fresco)
1 yogur de limón
5 huevos
10 grs de zumo de limón
Para el glaseado:
30 grs de gelatina en polvo con sabor a fresa, frambuesa, etc.
200 grs de mermelada, (fresa, frambuesa, grosella, arándanos, etc).
10 grs de zumo de limón
50 grs de agua.
Preparación:
Primero se pulveriza el azúcar durante 20 segundos aproximadamente. Se añade la piel del limón y se aplican 20 segundos más a velocidad progresiva, 5-10. Se reserva el azúcar y en el mismo frasco sin lavar, se trituran las galletas 20 segundos, velocidad 6. Se le añade la mantequilla y se mezcla hasta que quede una masa homogénea.

Esta pasta se coloca en el fondo del molde bien aplastadita, y se mete al horno durante 15 minutos, aproximadamente, a 150º.

En el vaso sin lavar, se añaden todos los ingredientes del relleno y se programa 7 minutos, 100 grds, velocidad 4. Hay que tener en cuenta que todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente ya que si aumentamos el tiempo para solventar ese problema, corremos el riesgo de que la pasta se corte.
Ojo, a mi me ha pasado, y aunque se puede aprovechar la textura de la tarta no queda igual.

Añadir esta mezcla sobre la base de las galletas y meter en la nevera. Hay que dejarla enfriar bien, pues si le colocamos el glaseado de la última cama aún caliente, corremos el riesgo de que se nos mezclen las capas.
Por último, hay que pulverizar la gelatina en el frasco de la Thermomix durante 10 segundos a velocidad 5-7-10. Añadimos el resto de los ingredientes y programamos 3 minutos, 70 grds, velocidad 1. Volcamos el glaseado sobre la capa blanca de la tarta y metemos nuevamente en la nevera. Dejamos enfriar y cuando haya cuajado, la desmoldamos.

Os recomiendo que la probéis, es realmente deliciosa. Ningún invitado se ha marchado insatisfecho con este postre.
Para hacer sin Thermomix:
Tomar en cuenta que es como hacer una crema pastelera o una bechamel. Hay que poner el fuego lento y revolver constantemente hasta que la pasta espese.
Las galletas se pueden triturar con la túrmix o incluso con un mortero. Se amasa con la mantequilla y se coloca en el fondo del molde de la misma manera.
Para el glaseado se calentaría primero el agua, añadiríamos la gelatina y por último la mermelada. En fin espero que lo probéis.