viernes, 7 de enero de 2011

Arroz con leche, me quiero casar...

Un postre ampliamente conocido pero difícil de lograr si no se conoce el truco es el Arroz con leche.
A mi por ejemplo nunca me salía. Cuando no me quedaba duro, se me pasaba el grano. Durante años la frustración fue tal, que ya había renunciado a hacerlo.
Un buen día en la Escuela, el profesor de pastelería nos explicó dónde estaba el secreto.
Aquí os doy la receta para que probéis hacerlo. A mi ahora me sale "chupao", así que espero que lo mismo os pase a vosotros.
Ingredientes:
1 pieza de canela en rama
1 limón
1 naranja
200 gramos de azúcar
150 gramos de arroz
Elaboración:
Primero que nada hay que blanquear el arroz. Se pone a hervir el agua y la sal en un cazo. Añadir el arroz y blanquearlo durante 5 minutos. Es muy importante no exceder ese tiempo y refrescarlo de inmediato con agua fría y escurrir. Es precisamente aquí donde está el tan preciado secreto.
Por otro lado, poner a hervir la leche, la canela, la piel del limón y la de la naranja, durante aproximadamente 10 minutos. Agregar luego el arroz y remover. Agregar el azúcar y dejar cocer a fuego lento hasta que el grano esté tierno.
El único paso que hay que seguir a rajatabla para que el arroz con leche salga bien, está en la primera fase. Acordaros, hervir sólo 5 minutos y refrescar con agua fría.
Espero que lo hagáis y me contéis como os quedó.