domingo, 20 de marzo de 2011

Tarta de Santiago

Un hecho que me llamó muchísimo la atención cuando estuve de visita en Sitges fue que me ofrecieran de postre en un restaurante la Tarta de Santiago.
Yo que iba de Santiago, me pareció paradójico que la primera opción de postre fuera precisamente esta tarta.
Hoy antes de daros la receta de la Escuela, decidí pasarme por Wikipedia, a ver que me comentaban de su peregrinación y al parecer actualmente se pueden comprar en casi todas las pastelerías de las poblaciones y zonas por las que pasa el Camino de Santiago, desde Roncesvalles o Jaca hasta Santiago de Compostela.
Cuentan en Wikipedia que no se sabe nada acerca del consumo de almendra en Galicia durante la Edad Media, pero se sabe que la carestía de este alimento le convertía en un lujo reservado a pocos. La primera noticia que se tiene del uso de este "bizcocho de almendra", al que hoy conocemos como Tarta de Santiago, procede de 1577 durante una visita de D. Pedro de Porto carrero a la Universidad de Santiago[1] aunque por aquel entonces era denominada "torta real" la elaboración y la proporción de los ingredientes hacía pensar en lo que denominamos hoy en día "Tarta de Santiago". La primeras recetas fiables proceden de apuntes de Luis Bartolomé de Leybar que datan de 1838 bajo el epígrafe de "Tarta de Almendra".
El origen de la Cruz de Santiago representada en su superfice data del 1924 en el que la compostelana «Casa Mora» comienza a adornar las tartas de almendra con la que sería su silueta característica, alcanzando gran éxito en Galicia y en el resto de España.
Yo aquí os dejo la receta que hicimos en la Escuela. A parte de parecerme facilísima creo que está riquísima, así pues os invito a probarla...
Ingredientes:
300 grs Pasta quebrada
250 de almendras molidas
250 azúcar glass
25 grs de mantequilla fundida
5 huevos enteros
25 grs de brandy
Ralladura de limón
Receta de Pasta quebrada:
300 grs de mantequilla
150 grs de azúcar glass
1 huevo
500 grs de harina floja
Preparación:
Mezclar las almendras con el azúcar, la ralladura de limón e ir añadiendo los huevos y luego el brandy.
Remover con una espátula y por último ircorporar la mantequilla fundida.
Por otro lado se forra un molde con la pasta quebrada. En esta ocasión no se cuece previamente ya que las pasta de almendra necesita de cierto tiempo en el horno para cocer.
Encima de la pasta quebrada colocamos la mezcla de las almendras y metemos en el horno a 180ºC por lo menos 20 minutos. comprobamos pinchando con una brocheta hasta que salga seca.
Truco: Si queremos que la tarta sea más esponjosa, montaremos aparte las claras de huevo y las incorporaremos suavemente a la mezcla de las yemas con las almendras.
Bueno, espero que la provéis, está exquisita.