miércoles, 1 de junio de 2011

Buffet de tartas para la boda de Celalba

Ya hace más de un mes de la boda de Celalba e Ignasi, pero la sensación de felicidad y amistad aún sigue presente en mi mente. Fue tan agradable y familiar ese día, que no sabía cómo comenzar esta historia... 
Estas cinco tarta de Bufet de Recena son el regalo de bodas de Marilia, la gran "celestina" de toda esta idea. Lo que comenzó siendo una travesura, terminó concretándose en todo este trabajo temático y original, que gozó de la participación y bendición final de unos novios renegados, en principio, de la ancestral tradición del pastel de boda.
Las tartas pretendieron ilustrar las 5 ciudades que han jugado un papel importante en la vida de los novios.
Una muestra de ello es la Tarta Maracaibo. La hice en honor a la tierra que vio nacer a Celalba.
El sol es el elemento fundamental de esa región de Venezuela y el tapiz que lo adorna, parte de la cultura Guajira.
Bizcocho de brownie de chocolate relleno con nata con aroma de vainilla y crema de coco, fruto seco muy utilizado dentro de la cultura culinaria de Maracaibo.
El sol está hecho con una galleta de limón y coco. El tapiz está decorado con Glasa Real.
Por otro lado está la tarta Igualada, capital de la comarca de Anoia, en la provincia de Barcelona. Esta ciudad fue el lugar donde nació el novio. Se caracteriza por tener la única fábrica de globos aerostáticos que existe en España. En su honor hice esta representación, que al novio encantó y que ya me contaréis vosotros que os parece. 
Bizcocho de vainilla relleno con confitura de fresas y nata con aroma a vainilla, preferencia del novio.
Por supuesto no podía faltar la tarta Santiago de Compostela, ciudad que ambos aman y donde desarrollan su vida actualmente.
El bizcocho de limón y chocolate, como era de esperar, estaba relleno de crema de almendras y aromatizado con licor de almendras... Un éxito entre los invitados...
La tarta Barcelona está inspirada en la salamandra (dragón) de Gaudí, del Parque Güell. Representa a la ciudad de Barcelona, en honor al gran número de invitados amigos y familiares del novio, que se desplazaron hasta Compostela para acompañar a la pareja en su gran día.
Detalle de la Salamandra de Gaudí.
El Bizcocho de chocolate amargo relleno con mousse de chocolate y confitura de fresa aromatizado con canela y Cointreau, fue muy alabado por los invitados.
Por último la tarta Texas: hecha de Bizcocho de yogourt aromatizado con agua de azahar y relleno con mousse de fruta de la pasión, una alegoría a uno de los hobies del novio.

Así presentó Casa Roberto (lugar emblemático donde se llevó a cabo el banquete), el Bufet de Recena.
Para mi este trabajo fue un gran  reto, pues además de endulzar la recena de la boda de una amiga, me permitió vivir en cuerpo presente, la experiencia de ver las reacciones de los novios e invitados frente a las tartas. Os aseguro que la situación fue bastante embarazosa ya que, hasta que no ves las expresiones de las persona que prueban las tartas, tienes el corazón en un vilo esperando que llegue ese momento.
Tengo que agradecer a Celalba y a la propia Marilia el cederme el puesto de protagonista que les correspondía, frente a los halagos de los comensales.
La experiencia también me permitió reencontrarme con mi amigo antiguo compañero de trabajo Marco Tulio Socorro  y autor de las siguientes fotos.