domingo, 18 de septiembre de 2011

Tarta fondant. Piratas para el Capitán Guille

Yo siento cierta debilidad por los construibles de Lego y desde que mi sobrino se ha dedicado a coleccionar todos los videojuegos de esta fima, mi pasión ha aumentado y mi capital ha descendido, ja, ja, ja.
Cuando la mamá de Guille me encargó una tarta de piratas, lo primero que se me vino a la cabeza fueron las estrofas de la canción de Sabina:
Pero si me dan a elegir
entre todas las vidas, yo escojo
la del pirata cojo
con pata de palo
con parche en el ojo,
con cara de malo,
el viejo truhán, capitán
de un barco que tuviera
por bandera
un par de tibias y una calavera...
Esta, junto a la última entrega de Lego, Piratas del Caribe hicieron volar mi imaginación y el resultado es el véis. Espero que os guste...