miércoles, 9 de noviembre de 2011

Tarta fondant. Regala un Rolex a pesar de la crisis

Quién dijo que a pesar de la crisis no se podía sorprender a un amigo o a un ser querido con un regalo de prestigio, distinción, elegancia y económico. 
Un Rolex, aunque sea de azúcar, siempre será una apuesta segura. 
Así se lo montó Montse y este fue el resultado.
Espero que os guste...