viernes, 7 de septiembre de 2012

Tacita inglesa para una forofa del chocolate con churros

Cuando nos encargaron esta tarta nos dijeron que la destinataria era una forofa del chocolate con churros... que era su desayuno favorito.
La idea que nos plantearon era hacer una tarta con una taza que contuviera el chocolate casi líquido y que estuvieran a remojo los churros.
Luego de darle muchas vueltas, desistimos del chocolate líquido, pues como bien sabéis, el fondant se pelea con los líquidos, y en su lugar colocamos un mousse de chocolate cargadito de  gelatina que visualmente metía muy bien el pego.
Otro reto que nos plantearon fue que teníamos que hacer un pequeño pastel para un señor que era diabético pero muy goloso.
Este tema también fue bastante complicado ya que el fondant es una pasta de azúcar... azúcar, y los diabéticos no pueden ni verlo.
Nos metimos en internet y encontramos esta receta:

Ingredientes:

2 huevos

2 claras

1 taza (de café) de edulcorante en polvo apto para la cocción
3/4 taza de harina común

1 cucharada de polvo de hornear
1/3 de taza de cacao amargo en polvo
Preparación:
Se baten los huevos las claras y el edulcorante hasta blanquear. Coloca los ingredientes secos en un tamiz y mezclar poco a poco con los líquidos suavemente hasta que queden todos la pasta integrada.
Enharina el molde y volcar la preparación.
Precalentar el horno a 150 ºC  y cocina durante 30 a 40 minutos, siempre comprobando que al introducir  un palito salga limpio.

Aquí os dejo la tartita de gusto astringente que degustó la persona con diábetes y la tacita inglesa que sació la golosería de la forofa del chocolate con churros. Espero que os guste...