miércoles, 2 de octubre de 2013

Tarta de boda para María y Simón

 Con un toque vintage... Esa fue la temática que desarrollamos en la tarta de boda que realizamos para María y Simón.
Decorada con Nardos, hortensias y Gardenias, todas las flores fueron realizadas a mano con pasta de flores, la tarta además fue, totalmente comestible.
En ella utilizamos la técnica de bordes finos, que consiste en cubrir cono una capa gruesa de ganache de chocolate el bizcocho, hasta conseguir una superficie lisa y unos bordes muy demarcados.
Antes de forrar la tarta con fondant, es necesario ponerla en la nevera una cuantas horas (mínimo 4) a fin de que el cholate se endurezca y permita que el fondant adopte la forma perfilada de cada nivel de la tarta.
 Los capullos de los Nardos formaron parte de la tarta y del ramo de flores de la novia
 Toda la decoración floral es totalmente comestible
 El bizcocho que utilizamos en este trabajo fue el especiado con nueces, una divinidad, afirmación que luego corroboré la novia, con unas bonitas palabras de agradecimiento hacia nuestro trabajo.
 La gardenia que el novio llevó en en ojal de su traje
Las hortencias, también formaron parte del decorado