lunes, 11 de noviembre de 2013

Muñeco de jengibre


Las galletas de jengibre o galletas crujientes reciben su nombre por su característico chasquido cuando se comen. Estas galletas son una derivación del pan de jengibre y se inventaron en la época colonial, tanto en los países europeos como en Estados Unidos.
El jengibre, ingrediente principal, es una planta cuyo tallo es muy apreciado por su aroma y sabor picante. Puede crece en todas las regiones tropicales del mundo. Las variedades más caras y de mayor calidad generalmente proceden de Australia, India y Jamaica, mientras que las más comercializadas se cultivan en China y Perú.
Con esta receta básica se pueden hacer estos Muñecos de Jengibre o Gingerbread Man, como dicen en inglés.

Ingredientes:
4 tazas de harina
1 cda de levadura en polvo
2 cdtas de jengibre molido
2 cdtas de canela molida
1/4 cda de clavo molido
1 taza de mantequilla (temperatura ambiente)
1 taza de azúcar moreno
1 huevo L
1/2 taza de miel o melaza

Preparación:
Se mezclan bien todos los ingredientes secos, es decir, la harina, jengibre, levadura, canela y clavo. Por otro lado se Bate la mantequilla, que tiene que estar a temperatura ambiente, con el azúcar hasta que éste se disuelva completamente. Incorporamos la miel o melaza y el huevo, y finalmente la mezcla de la harina con las especias. Tenemos que conseguir una mezcla lo más homogénea posible. Si se queda excesivamente pegajosa podemos incorporar algo más de harina hasta que quede más firme y manejable (pero no pongáis demasiada harina ya que si no es posible que las galletas queden demasiado duras al hornearlas).
Colocar la masa en una bolsa de plástico o en un recipiente de plástico hermético. Reservarla en un lugar fresco, pero no en la nevera, durante 2 horas y máximo 6 horas. También la podéis refrigerar durante un máximo de 3 días, si no las podéis hacer en el momento, y llevarla a temperatura ambiente antes de usarla.
La masa es pegajosa., por lo que os recomiendo extender con el rodillo entre dos hojas de papel de horno y luego congelar antes de cortar con los moldes, ya que puede resultar difícil desprender el papel.
Precalentar el horno a 180ºC  y cocer hasta que los bordes se tiñen de color marrón. Vigilad bien las primeras para saber cuánto tiempo tenéis que dejarlas porque dependerá mucho del grosor de la galleta y de la potencia de vuestro horno.

 

 

Estos y muchos más diseños que  iremos publicando los realizaremos en nuestros próximos cursos de galletas decoradas de Navidad.
Os recuerdo que este domingo 17 de noviembre tenemos Curso de galletas. Os espero de 5:00 p.m a 9:00 pm.