lunes, 13 de enero de 2014

La tarta de comunión de Carmen

 

Los colores favoritos de la pequeña Carmen son el violeta y el blanco. Por esta razón su tía-madrina, confabuladas con su madre en la sorpresa, nos encargaron esta tarta gigantesca de comunión que nos tocó llevar hasta el Pazo do Piñeiro  en Chantada (Lugo).
Bizcocho de chocolate y relleno de mousse de chocolate blanco, la tarta, gracias a Dios, llegó viva hasta el sitio. Se puede decir que se trató de todo un milagro de la naturaleza ya que la carretera hacia Chantada y el tramo que hay hasta llegar al Pazo, es bastante dificultosa para trasladar este tipo de tarta.
Lo importante es que a la pequeña Carmen le hacía mucha ilusión y su tarta le gustó.
Misión cumplida.