miércoles, 8 de enero de 2014

Novios montados a caballo, hechos con pasta de azúcar para decorar la tarta de boda

 


Durante el verano llegó a nuestras manos este pedido de una pareja que quería que las figuras de novios de su tarta de boda, tuvieran un toque personal.
Amantes de sus caballos y gatos, querían que las mascotas también estuvieran presentes en su enlace. Como en el local de la fiesta no admitían animales, así solucionaron el problema.
La descripción del pedido es la siguiente:
“Serían los novios subidos a los caballos y a los pies su gato vestido de esmoquin.
El caballo marrón es el de la novia y el negro el del novio. El gato es de color blanco y tostado y está gordito.
Si puedes respeta todo lo que puedas los colores de los caballos y del gato así como las figuras de los novios: él moreno con traje negro y ella rubia con el vestido palabra de honor...”
En fin, como veis una ¡fácil labor!...
La final los nervios y la desesperación se vieron compensados con la satisfacción de los clientes de nuestro trabajo... Una vez más, reto conseguido.