lunes, 23 de junio de 2014

La tarta de boda de Paula y Alejandro

Alstroemerias o también conocidas como lirios de campo, esas fueron las flores que Paula escogió para su ramo de boda que se celebró en Aldea de Sestelo, del grupo Pousadas de Compostela, el pasado 14 de junio.
La tarta de boda fue de chocolate con relleno de chesse cream y confitura de frambuesa, una combinación que no falla al paladar de novios e invitados. Y digo que no falla pues es la preferida de la mayoría de los novios que nos piden degustación.
Esta tarta contó además con una ayuda muy especial. El hermano del novio, fue el encargado de hacer los dibujos de la pareja, con la que los novios coronaron la tarta.
Los acabados rústicos de la cobertura de fondant, el toque silvestre de las flores hechas en pasta de azúcar, y la técnica del dibujante, fueron los encargados de darle a la tarta ese toque vintage que esperaba la novia. Así me lo hizo saber con unas amables palabras de agradecimiento.
Gracias chicos y felicidades...