miércoles, 20 de mayo de 2015

Ositos y mucha ternura en la tarta de bautizo de Samuel

A mi cuando me llegan al obrador con un reto de tarta y me dicen que es para el bautizo o cumpleaños de un bebé, se me desata totalmente el instinto maternal. Y si por encima me dicen que puedo hacerla como quiera, hasta se me sube la tensión. Y es que en las tartas de bebé puedes expresar toda la ternura que te despiertan, puedes rozar y sin miedo a empalagar en lo ñoño, en lo cursi, o en lo monitooo, bueno en esete caso en lo osiiiitoooo.... ja, ja, ja.

 
En fin, por aquí os dejo un ejemplo más de las cosas monas que se pueden hacer con azúcar.  De los diseños increíbles y personalizados que pueden quedar plasmados en las fotos de los momentos más importantes de tu vida, y del placer al paladar que ofrece la sobremesa, después de degustar una de nuestras tartas personalizadas decoradas con fondant.
Hasta otra!!!