lunes, 7 de septiembre de 2015

Naked cakes y el chocolate: tendencia en tartas
de boda en 2015 y 2016

Los naked cakes o tartas sin cobertura, es decir: sin fondant, sin frosting, merengue, nata o chocolate, han sido el gran boom de la repostería nupcial este año. Decoradas con flores frescas, frutos del bosque o incluso ramas silvestres, han conseguido desplazar momentáneamente a las bonitas tartas fondant, que a pesar de ello siguen siendo, las preferidas de las novias tradicionales.
Sus bizcochos de apariencia casera e irresistible toque romántico, han cautivado el corazón de muchas parejas, pero si estáis planificando los detalles de vuestra boda para 2016, echad un vistazo a esta nueva corriente, que ya se está convirtiendo en la imagen habitual de las bodas inglesas, nórdicas o americanas.
Llegó la hora de las frutas, flores naturales y del chocolate:
Al parecer para 2016 las tartas de boda continuarán en la misma línea. Primará la naturalidad, los bizcohos con apariencia casera, la decoración rústica, el aspecto campestre, pero habrá un ingrediente sorpresa que no podrá faltar en ninguna boda: el chocolate!!!, muuucho chocolate!!!
Si os decidís por un majestuoso pastel nupcial, escoged uno de chocolate.  Aparte de ser delicioso, decorará vuestra mesa dulce y deleitará a la vista y al paladar con su increíble sabor y elegancia, haciendo que se cumpla el dicho popular de que por la vista nace el amor.
Las tartas de boda de estilo campestre son cada vez más frecuentes decoradas con frutos silvestres y flores naturales, porque muchas novias han querido romper con las tartas tradicionales y volver a la sencillez de la naturaleza. Si queréis sorprende a vuestros invitados con un toque original, sumáros al chocolate, esta fantástica tendencia de 2016.
Este verano tuvimos la suerte de contar con el encargo de Natalie & José, unos novios que desde Escocia nos contrataron su tarta nupcial. Se casaron en el Hotel Monumento San Francisco, y hasta allí llevamos esta deliciosa tarta de bizcocho de vainilla, rellena de chesse cream y puré de fresas, que estaba recubierta con 6 kilos de placas de chocolate blanco, elaboradas de forma artesanal y además, decorada con 2 kilos y medio de frutos del bosque (arándanos, grosellas, fresas y moras).
Lo divertido y práctico de esta tarta es, que una vez hechas las inmortales fotos del corte, en cocina, se encargarán de realizan un proceso de despiece, reconvirtiendo este bonito pastel en toda una deliciosa y vistosa mesa dulce, llena de frutos del bosque, chocolate escachado, termino gallego que me encanta para definir trozos de chocolate blanco y sus respectivas raciones de pastel. ¿Qué os parece la idea? Genial ¿verdad?
Otra tarta que da mucho juego para reconvertirla en mesa dulce, es la decorada con galletas Oreo. Si, tal como leéis, galletas Oreo. La tarta queda monísima y además desprende un aroma de vicio. Al igual que cualquiera de las anteriores, después de las fotos, se despieza y se reconvierte en un chulísimo candy Bar.

Finalmente os quiero recordar que, si no sóis de tendencias o modas, siempre, siempre, siempre podréis volver a los orígenes. Recurrir a las tarta cubiertas con fondant o merengue son un clásico que no para de reinventarse.

No olvidéis que es fundamental contar con profesionales en pastelería creativa que os asesoren en todos los detalles.
Para la decoración de vuestro pastel de boda, consultad con vuestro pastelero creativo favorito. Que os de ideas, que escuche las vuestras y que os inspire.
Lo importante de ese día seáis vosotros quienes elijáis lo que más os guste y que el pastel también forme parte de la decoración. Que combine con todo lo demás y que, por supuesto, esté delicioso.
En el 2016 un delicioso pastel de chocolate no puede faltar, elige el estilo que más te guste, diviértete preparando todo para El Gran Día, y no te resistas a esa dulce tentación!!!