viernes, 8 de julio de 2016

Candy bar con tarta, al puro estilo de María Antonieta,
para la boda de Yaima & Oliver

Junio, Julio y agosto han sido para nosotros meses estrellas en cuanto a grandes celebraciones.
Arrancamos la temporada estival de bodas el 17 de junio, con la mesa dulce y tarta de boda que hicimos para Yaíma & Oliver y llevamos al Pazo de San Fernando, en Culleredo. 

La mesa dulce, al puro estilo de María Antonieta, fue un encargo específico de la novia, quien desde que comenzó a planificar su GRAN DÍA, tenía muy claro que quería reflejar en cada detalle, todo el romanticismo que envuelve su historia de amor...


Con muchísima ilusión y cargada de un montón de ideas, se puso en contacto conmigo Yaíma, la novia, quien me planteó que quería un Candy bar que reflejara, la fama dulcera de la Reina consorte de Luís XVI de Francia. La mesa dulce al estilo de María Antonieta, también pretendía hacer un guiño el origen francés de su marido. 


Con los diseños quería que emuláramos el refinamiento de la época, pero sobre todo quería, que la mesa dulce fuera muy golosa...
Pasito a pasito y como las hormigas, fui plasmando en azúcar todas sus ideas, hasta obtener este resultado.
Particularmente tengo que decir, que me encantan las novias atrevidas y románticas, las que entienden desde el principio que, su tarta de boda o mesa dulce puede ser algo más que una simple mesa de postres. Esas novias, que se involucran en todos los detalles, que saben que EL GRAN DÍA, merece todo su mino.

Como podéis comprobar, ¡logramos el GRAN RETO! En esta mesa dulce no faltó de nada. Macaróns, merenguitos, cakepops, cupcakes, galletitas, golosinas, caramelos, marshmallows...
En fin, éxito rotundo, según me hicieron saber los propios novios.

Para los que os preguntáis ¿cuál fue el secreto del éxito? os lo resumo en dos puntos:
Primero: que los pasteles estaban de vicio, porque para realizarlos utilizamos materia prima de gran calidad.
Segundo: porque cada uno de los pasteles que realizamos fueron hechos con mimo, estudiando cada uno de los detalles de su diseño y personalización. Así nació esta mesa dulce única, creada e imaginada exclusivamente para la historia de amor de Yaíma & Oliver.

Los novios en menos de 24 horas me manifestaron su total satisfacción con el resultado. 
Esa es muy buena señal. Espero que a vosotros también os guste este trabajo.
Disfrutad del verano!!!