domingo, 24 de octubre de 2010

Pan de jamón para esta navidad


Ya falta poco para la navidad… Y al igual que los Ferrero Roche, en mi mesa no puede faltar el auténtico Pan de jamón.
Este delicioso manjar, es uno de los proyectos que tengo previstos compartir con vosotros esta Navidad. Yo muero por este plato, y la verdad es que me queda “Chupáo” .
Según Wikipedia, el Pan de jamón es un pan relleno de jamón, tocineta sofrita (bacon o panceta ahumada), pasas y aceitunas verdes (por lo general, rellenas con pimiento rojo). Es un pan típico de Venezuela, que forma parte de la gastronomía navideña del país. Modernamente existen algunas variantes en el relleno, tales como: usar jamón de pavo (en vez del jamón de cerdo tradicional), incorporar queso crema y otras más. También se ha creado una variante en el pan en si, usando masa de hojaldre.
También explican ahí, que según Miro Popić, periodista y columnista venezolano especializado en gastronomía, el pan de jamón nació en Caracas en la panadería de don Gustavo Ramella, ubicada de Gradillas a Solís en diciembre de 1905.
Aparentemente, en aquel entonces sólo llevaba jamón como relleno. Su rápida aceptación provocó que otras famosas panaderías, como las de Montalbán y Banchs lo incorporaran a su oferta, éste último anexándole pasas. Para los años 1920 ya habían variedades con otros ingredientes: almendras, aceitunas, nueces y alcaparras. Posteriormente, gracias a su atractivo y calidad, su consumo se fue expandiendo por todo el territorio nacional, muy especialmente durante las festividades navideñas.
Hay varias manera de realizar el Pan de jamón, pero en general se realiza de la siguiente manera. Luego de tener la masa de pan estirada, hecha a base de harina de trigo, se agregan los otros ingredientes y se procede a enrollar la masa, cerrar los extremos y a pinchar con un tenedor el pan para que no se hinche demasiado. Luego de debe tapar el pan con una tela húmeda y dejarlo reposar durante 2 horas aproximadamente para que la levadura levante.
Tras reposar el pan, se deja hornear por 20 minutos (para panes de 250 gramos) con el horno precalentado a 180º C, y se saca, para entonces barnizarlo con una mezcla una yema de huevo batida con agua y una pizca de sal. Finalmente, se vuelve a hornear de 5 a 7 minutos más para que termine de dorar. Un buen Pan de jamón debe tener el relleno abundante y uniforme a todo lo largo del pan; no debe tener carencias ni excesos en pasas y aceitunas.
Yo por si acaso, me quedo con la receta tradicional. La panadería del edificio donde vivía hace sopotocientos años en Caracas, rellenaba el pan de jamón, un poquito de bacon pasas y aceitunas. Así está delicioso y como podéis comprobar, una foto vale más que mil palabras…