miércoles, 10 de junio de 2015

Tarta hípica, para la Primera Comunión de Lucía

Hoy os quiero contar cuanto nos encanta cuando clientes nos plantean nuevos retos. Retos que nos impulsan a cavilar, a meditar y a estudiar nuevas técnicas para obtener nuevos resultados.
Nos gusta mucho cuando la gente quiere personalizar su momento. Cuando quiere expresar su amor en cada detalle. Cuando quiere hacer saber al otro cuánto lo aman, cuánto lo conocen, cuán importante es en su vida.

Esa experiencia la pudimos vivir gracias a los padres de Lucía. Cuando se acercaron a nuestros obrador para encargarnos la tarta de la Primera Comunión de su hija, nos transmitieron toda la ilusión que tenían puesta en este regalo.
Nos contaron que no querían la típica tarta tradicional. Que querían una totalmente personalizada, que dejara en Lucía un dulce recuerdo.
 Como su gran pasión es la hípica, quisieron que hiciéramos una muñeca personalizada, vestida con la equipación de Lucía y montada en el caballo en el que practica habitualmente. La hicimos de forma totalmente artesanal en porcelana fría. a fin de que la pueda guardar de recuerdo.
Para la tarta escogieron nuestro bizcocho de chocolate, relleno de chesse cream y confitura de frambuesa.
Antes de que terminara el día, nos contaron que la sorpresa le había encantado.
Para nosotros fué un placer llevar a el hotel A Quinta da Auga, la tarta de la comunión de Lucía, la cual  hicimos con mucho mimo y cariño, ese mismo que nos transmitieron sus padres al encargárnola.

 Como véis, con un poco de azúcar y mucha imaginación podemos convertir en únicos, momentos especiales.
Si estáis ahora mismo preparando la comunión de vuestros hijos, no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Juntos podremos crear dulces momentos.
Feliz día para todos!!!