miércoles, 25 de agosto de 2010

Historia del fondant, o masa elástica


No me diréis que no se ve de lujo
¿Alguna vez has visto una tarta decorada con una cobertura totalmente lisa?
Pues bien, esa tarta está cubierta con fondant, o también conocido como masa elástica.
Según Wikipedia, el fondant es en repostería general, una crema empleada como relleno o recubrimiento de ciertas preparaciones como bollos, pasteles, etc. En la mayoría de los casos el fondant es una decoración repostera.
La denominación fondant (que en francés significa: que se funde) hace referencia a la característica física del recubrimiento: que se funda en la boca. La forma más simple de fondant es agua y azúcar y es ampliamente usada en la elaboración de caramelos.
El fondant se puede hacer en casa, con azúcar o con las llamadas nubes (marshmallows) o comprarlo previamente envasado. Hoy en día es un recubrimiento de tartas profesional, es una mezcla de azúcar agua y glucosa.
Historia:
Su historia se remonta a antes del famoso icing, crema con que se han cubierto las tartas y dulces en general desde la época del renacimiento.
Como el azúcar puro era muy caro y no estaba al alcance de todos los bolsillos, se inventaron hacer pastas con azúcar que en sus principios eran mezclas de azúcar y almendras.
Características del fondant:
El rasgo más notorio del fondant es la manejabilidad y la elasticidad, lo liso que puede quedar cubriendo una tarta, y la posibilidad de modelarse.
Con el podemos vestir de lujo cualquier pastel. Aunque su sabor a veces es simplemente a azúcar, se logra corregir añadiéndole algún aroma artificial como vainilla, coco, limón, almendras, etc
Hay otros tipos de masas que tienen sabores y olores naturales más exquisitos, pero a veces no van bien para los alérgicos como la almendra (Ejemplo el mazapán), y la masa no tiene las mismas características de modelaje que la del Fondant.
Decoración repostera:
La elegancia del fondant crea en el comensal la sensación de elegancia y pulcritud. Si se compara con el icing, este último lleva todas las de perder, ya que las tartas cubiertas de fondant tienen la apariencia piezas de decorativas, joyas, en fin, se hacen dignas candidatas de una sección de fotográfica, para un libro de repostería.
Ventajas del fondant:
La ventaja principal es su modelado. Con ella puedes recrear infinidad de formas, caricatura, flores, un tren de ensueño... Trabajar con ella, es como trabajar con plastilina. Con un poquito de habilidad puedes realizar cualquier cosa que despierte tu imaginación. Los decoradores profesionales son capaces de transformar una simple tarta en auténticas obras de arte.
Consideraciones:
La teoría de que la comida entra por los ojos, se comprueba en una tarta decorada con fondant. Puede parecer mucho más sabrosa que una torta decorada con icing simple.
Usos:
El uso del fondant no es sólo para tartas convencionales. Se puede utilizar en pequeñas cantidades para decorar magdalenas o cupcakes, galletas, modelar figuras de decoración entre muchas otras cosas.
Advertencia:
El fondant puede resultar difícil de trabajar, hay que tener práctica y paciencia.
Es mejor empezar a trabajar con el fondant que viene preparado, que hacerlo usted mismo en sus comienzos, así podrá irse empapando de su textura y poder trabajarlo mucho mejor.