miércoles, 14 de septiembre de 2011

Tarta fondant Ferrari de Fernando Alonso

Aunque sean malos tiempos para Ferrari y Fernando Alonso, ambos seguirán siendo un mito para los amantes de las carreras de coches.
Cuando recibí el encargo, no tenía idea del trabajo que me iba a dar, sin embargo el resultado mereció la pena.
La locura mía fue meter como bizcocho el RED VELVET BUNDT CAKE, (receta tomada de El Ricón de Bea http://www.elrincondebea.com/2011/06/red-velvet-bundt-cake.html), y digo locura porque la suavidad y esponjosidad de este bizcocho, no lo hace apto para tartas torneadas.
Sin embargo, en esta ocasión, el invento salió bien. El homenajeado ganó por partida doble. Recibió una tarta chulísima (según me comentó su novia “le encantó”) y estaba deliciosa, os lo puedo asegurar yo pues probé el bizcocho que sobró…
Aquí os dejo un pequeño paso a paso de lo que fui haciendo. Espero que os guste…

Las ruedas están hechas con galletas de limón forradas con fondant.
RECETA RED VELVET BUNDT CAKE:
INGREDIENTES:
240 ml aceite de oliva suave
240 ml buttermilk 2 huevos XL
2 cucharadas de colorante rojo Americolor
1 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita de extracto de vainila
3/4 cucharadita sal
1 cucharadita bicarbonato sódico
40 gr cacao en polvo
350 gr harina todo uso
250 gr azúcar
PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 175º.
Engrasar un molde mantequilla.
Batir durante 1 minuto a velocidad media el aceite, buttermilk, huevos, colorante, vinagre y extracto de vainilla, hasta que todos los ingredientes estén integrados.
En un bol tamizar la harina, azúcar, sal, bicarbonato sódico y cacao en polvo.
Añadir los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces, poco a poco para que la masa no se quede grumosa. Dejar de batir cuando esté justo cuando todo esté integrado. Verter la mezcla en un molde engrasado con capacidad para 10 tazas. Hornear durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta esta salga limpia. Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldar boca abajo y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.